A las Vacas les gusta el Jazz

A las Vacas les gusta el Jazz

Un video en el cual se ve claramente que a las vacas les gusta el Jazz y nos muestra la sensiblidad que pueden tener estos animales

a las vacas les gusta el Jazz

¿qué me dicen? ¡¡¡qué buen gusto musical tienen las vacas!!! Espero que esto concientice a quienes las maltratan y también, ¿porqué no? a quienes creen que ellas solo existen para alimentar al ser humano, o para vestirlo con su cuero, que no tienen sensibilidad, que se pueden comer o matar cruelmente, porque son sólo eso: alimento….o vestido…

Podríamos comenzar a evolucionar como humanos, dejarlas vivir tranquilas, pastando, dándonos la leche y nada más, no hacinándolas, reproduciéndolas y matándolas a golpes como lo hacen en los mataderos para que el ser humano las coma…. en fin.. sólo quería compartir esto, y expresar mi pensamiento.

Disculpen quienes aún creen que sin carne no se puede vivir, y sin un asado se van a morir de tristeza. Fui también carnívora, y dejé de serlo por pura convicción, una convicción muy fuerte que en principio tal vez no tenía nada que ver con no matar a las vacas, sino con purificar mi interior y prepararme para poder ayudar, para poder dar energía, para poder pensar mejor… y luego… con el correr de los años me hizo sensibilizar aún más sobre este tema, y comenzar a sentir más empatía por estos seres vivos y a tomar conciencia de su sufrimiento y de que son seres sintientes como los humanos. Comparto esto con la idea de concientizar, no pretendo “convertir” a nadie al vegetarianismo, pero quiero que sepan que sí se puede dejar de comer carne, yo no fui vegetariana toda la vida, pero una vez que uno toma conciencia del sufrimiento de estos seres vivos y comprueba los beneficios para todo el organismo y la energía en general que conlleva el dejar de comer carne, ni siquiera se le cruza un segundo por la mente el volver a consumir carne. Sé que mucha gente está muy lejos de querer dejar de consumir carne, y que piensa que es una tontería pero si reflexionaran tan solo un momento, sobre el hecho de que no es necesario matar a otro ser vivo, sea éste una vaca, una gallina, un pez, un pulpo(sé que los cocinan vivos, y ellos sienten un terrible dolor al ser tirados al agua hirviendo… se imagina alguno de ustedes que alguien los tirara al agua hirviendo???… no quiero imaginar el terrible dolor que eso significa) y etc etc etc

Parece extrema la posición y nunca la había expuesto tan sinceramente, sólo lo hago apoyando a asociaciones vegetarianas, veganas, de defensa animal… pero muchas veces, me doy cuenta de que la gente no piensa demasiado, no siente esa “empatía” con el animal, que sentimos quienes defendemos sus vidas y bregamos por su bienestar y que tal vez, es necesario hacerles ver y tomar conciencia sobre el sufrimiento al que son sometidos estos seres vivos.

Tal vez pasen años antes de suceder una gran transformación, y que toda la humanidad se vuelque hacia el vegetarianismo o el veganismo, respetando absolutamente la vida de los animales y de todos los seres vivos, pero no importa, me siento feliz de haber colaborado aunque sea, con una partícula de granito de arena en el vasto universo para que esto suceda y que los científicos encuentren formas de reemplazar la carne, para que aquellas personas que no pueden dejar de consumirla, puedan reemplazar ese hábito de comer cadáveres maltratados, por algo igualmente sabroso y creado en un laboratorio, que seguramente será muy sano, estará lleno de nutrientes y evitará que se sacrifique a otro ser vivo, tan sintiente como un humano, en pos de satisfacer el paladar de algunos que aún no han tomado conciencia. ©Marianela Garcet

Saludos de Paz y Luz


 

 

 

Share

Sobre la magia del amor Animal

Sobre la magia del amor Animal

SOBRE LA MAGIA DEL AMOR QUE RECIBIMOS DE PARTE DEL REINO ANIMAL. AUNQUE NO LO PAREZCA Y SINTAMOS QUE NO TENEMOS MUCHA RELACIÓN CON LOS ANIMALES QUE NO NOS SON HABITUALES, TODOS LOS ANIMALES SIEMPRE ESTÁN IRRADIANDO AMOR, AUNQUE NO SIEMPRE LLEGUE A DESTINO.

Sobre la magia del amor Animal

 

Quien ama a los animales puede fácilmente captar esa frecuencia; quien los usa para hacerlos pelear, actuar, o aprovecharse de ellos de alguna forma difícilmente vivirá la misma experiencia, pero lo admirable es que los animales nos siguen amando, hagamos lo que hagamos, sino ya se habrían ido en contra nuestra hace muuuuucho tiempo. Son la personificación del amor incondicional y eso lo podemos vivenciar de manera más directa con las mascotas. Para la mayoría es más fácil visualizar el amor de un perro o un gato, no es tan fácil pensar en que una iguana o un pez nos pueden amar, pero así es.

 

Sobre la magia del amor Animal

La presencia de los animales nos permite expresar amor, para quienes nos cuesta (me incluyo) interactuar o expresarse con personas, una mascota es un excelente catalizador de amor, nos ayuda a practicar la empatía y nos hace más sencillo entregar amor a otros. A su vez, recibimos una retribución como una sensación de armonía y bienestar.

Bien sabido es que acariciar a una mascota nos baja las revoluciones y calma la mente, como una válvula de escape para el estrés. El mismo efecto tiene en la mayoría de los casos el ronroneo de los gatos o dedicarse a escuchar el trino de un ave o los cantos de las ballenas. Los beneficios de la compañía animal son múltiples, desde seguridad hasta alargar nuestras vidas y hacerlas más saludables.

Pero, ¿qué pasa si uno no tiene mascotas o algún contacto con los animales? ¿o si la persona por las vueltas de la vida está en una posición en la que decide infligir algún mal a un animal, una persona de la que se podría decir que tiene el corazón seco, inmune al sufrimiento? ¿están aquellas personas privadas de la dicha del amor incondicional? Pues no.

Quien en esta vida usa, explota, mata o maltrata animales, debe saber que de todas formas ellos le envían amor, aunque ese amor deba atravesar una barrera muy sólida para llegar al corazón. Siempre está la posibilidad, y espero que esto suceda lo más seguido posible, de que la compasión y la empatía le inunden y deje de comportarse como lo había estado haciendo y se dé cuenta de que tiene ante sí a otra vida, una vida que merece ser preservada.

Para quien no tiene algún animal de compañía por la razón que sea, la solución es tan sencilla como humanitaria. Si quieres conocer la alegría del amor puro de los animales, ve y compra un poco de alimento y busca a alguno de los tantos desamparados que alberga la calle. No tienes que llevártelo a casa si no puedes (si puedes, te recomiendo encarecidamente que lo hagas), simplemente proponte un día hacer una pausa en la rutina y saludar a un callejero.

Háblale, acarícialo, ofrécele alimento y, si puedes, un hogar. Si ya lo haces, desde ya te felicito por tu amorosa acción. Si no te has dado esa oportunidad, tan solo haz la prueba. El amor y la gratitud que irradian aquellos que la están pasando mal es tan grande, tan fuerte, que tendría que haber una razón muy de fondo para que tu corazón no se inunde de gozo. Puede ser alimentar a un perro o gato de la calle, como también puede ser que tomes un puñado de semillas y se lo dejes a las aves en algún jardín o plaza, la sensación es igual de placentera y llenadora.

Los tiempos están cambiando vertiginosamente y cada vez somos más los llamados a hacer estas pequeñas obras y a disfrutar sus frutos. Llegará el día en que esto ya no será necesario porque ya no habrán animales sufriendo de abandono, de exterminio o explotación, pero para que eso suceda tenemos que enmendar los errores que como humanidad hemos cometido y cada persona cuenta, puede que sólo faltes tú para lograr un gran cambio. Esto que te propongo es tan solo un pequeño paso, una de las tantas formas de ayudar, pero te puedo asegurar que basta con que decidas hacer una acción diferente a lo que has venido haciendo para abrir más tu corazón a la luz y el amor.

Un abrazo lleno de luz

Alejandra, Chile

Alejandra Martínez

Fecha de publicación: 22. junio 2012

enviado por Maria Cristina Descalzo al grupo Luzplena Cristalindigos
me sumo a esta propuesta de Alejandra, pienso exactamente lo mismo de los animales e insto a la gente a seguir esta sugerencia, aún cuando no puedas albergar un animalito en tu casa, puedes dar de comer a alguno de la calle, el que más te guste: perro, gato, paloma, cualquier otro pájaro.. no importa, hasta los peces que están en el río, laguna o mar te lo agradecerán. Cuida de ellos, protégelos, ámalos. Ellos te lo devolverán incondicionalmente.

“Crea la Paz dentro de tí, y la Paz llegará a tí, te rodeará y pacificará tu mundo. Crea la Luz dentro de tí y la Luz te envolverá y envolverá tu mundo. Se feliz y la felicidad te acompañará a ti y a quienes contactes"
Marianela Garcet

Share