Amar

“El AMOR es la fuerza más poderosa que existe, escribí alguna vez, creo que es verdad, lo sigo pensando, lo sigo escribiendo y predicando.

Es Energía Pura en acción, y se manifiesta en todas tus acciones, contactos, relaciones.
Creo definitivamente que es la energía que cambiará al mundo dado que sin amor ninguna gran obra podría ser concluída.
Prueba amar todo, aún aquello que te ha lastimado, aún aquello que te ha herido, y vencerás tu lado oscuro.
El Amor vence a la oscuridad porque es Luz, el Amor supera todos los escollos para poder manifestarse y cuando lo hace cambia todo, lo mejora todo, lo supera todo.

Utilizando esta poderosa fuerza, podríamos cambiar al mundo. Cada uno como un granito de arena. Desde lo pequeño, desde lo cercano, desde el que tenemos al lado, en nuestro hogar, en nuestro trabajo, en nuestro lugar de residencia, en nuestro país.

Amar lo que hacemos cada día, por más pequeño e insignificante que parezca, cada cosa, suma, cada acción de amor suma a otra y se va uniendo, formando una escalera de muchos pequeños peldaños que puede llegar a ese lugar tan ansiado, de Luz, Paz y Armonía que algunos llamaron cielo. Porque el cielo es eso en definitiva: vivir en armonía, vivir en paz, vivir disfrutando el estar vivos, el estar sobre esta tierra, realizando una experiencia que vinimos a realizar, que elegimos realizar.

Si eligiéramos AMAR, en lugar de odiar, criticar, o juzgar, y amando camináramos por la vida, cuan diferentes serían las cosas. Habría más Luz, en lugar de oscuridad, pues no podría manifestarse .

Pensemos siempre antes de decir cualquier cosa que pueda herir al otro, expresemos con nuestro lenguaje esta energía amorosa, dejemos que de nuestros labios solo broten palabras de amor, y que nuestros sentimientos solo sean de AMOR, PAZ, ARMONÍA…..y veremos grandes cambios a nuestro alrededor, en nuestro mundo, pequeño y grande, y finalmente cada uno habrá podido aportar algo para mejorar la existencia sobre toda la faz de la tierra.

La vida es un viaje, para algunos más largo, y para otros más corto. Hagamos que este viaje sea placentero para cada uno de nosotros.

 

©Marianela Garcet

Share

Agradezco

Agradezco

 

Agradezco poder vivir, haber elegido vivir, y en esta época, de tantos cambios.

Agradezco el poder elegir, aún cuando parezca que no se puede.

Agradezco el poder respirar, siendo consciente de lo que hago.

Agradezco el tener amigos que son hermanos, y también compañeros de ruta

Agradezco el tener seres vivientes y sintientes a quienes poder cuidar y proteger, pues siento que hago algo por el planeta, y por otros seres como ellos.

Agradezco el poder sentir la cercanía de otras realidades, que muchos no pueden sentir.

Agradezco el conservar la fe, aún en medio de las derrotas o desilusiones de la vida

Agradezco el sentir el sol sobre mi piel, la lluvia, el agua escurriéndose entre los dedos, porque eso me demuestra que el planeta sigue vivo.

Agradezco el poder ver, y con mis ojos disfrutar de las maravillas de este mundo que aún existe, y está presente, con sus paisajes que, aunque no pueda conocer tal vez personalmente puedo disfrutar a través de fotos y de toda la tecnología que existe gracias a la inteligencia humana

Agradezco los problemas cotidianos, pues me han ayudado y me ayudan a crecer, a esforzarme, a darme cuenta que puedo.

Agradezco los pequeños logros pues me dan aliento para seguir.

Agradezco a la gente que cree en mí, pues eso me ayuda a vivir.

Agradezco a los seres que me aman, pues el amor ha nutrido y nutre mi existencia sobre la tierra, sin el amor, no podría existir.

Agradezco el haber conocido y conocer el amor, pues es lo único que da sentido a mi vida.

Agradezco a los Seres de Luz que me acompañaron y me acompañan siempre, mis amigos invisibles, porque su amistad, su amor, contención, guía, y tanto más que me brindan, me sostiene cada día de mi vida y me ayuda a sostener a tanta gente.

Agradezco el ser consciente de todo lo que puedo agradecer, y de poder hacerlo.

©Marianela Garcet

Share

Acompañando tu camino

 

 

¿qué decir? qué hacer? cómo comenzar?

 

Siempre me lo preguntan, siempre me lo pregunto, y es importante llegar a una respuesta, para poder avanzar en este camino.

Este camino puede ser el de cualquier persona, no importa si se dedica o no a lo espiritual. Estamos viviendo, y aprendiendo a vivir, todos, cada uno dentro de su ámbito, sus relaciones, su trabajo, sus estudios. Todos estamos inmersos en una gran “pileta de energía” y podemos decidir si nos zambullimos de cabeza o no, esa es la cuestión.

Esta energía, es nueva para todos, es diferente, lo que nos sucede día a día, depende de nosotros, aunque no querramos creerlo, aunque nos neguemos a esta realidad, aunque no podamos comprender aún cuán importante puede ser que preparemos el día a día, o al menos… lo reparemos, nos detengamos a pensar qué está mal, qué estoy haciendo mal para que la configuración de mi día a día funcione. Porque de ello dependerá el futuro. Sin embargo, ahora debemos vivir el ahora, aunque suene redundante.

Mi día a día es lo importante, la suma de estos días, de cada uno de ellos hasta llegar al final.

No importa que este sea un año especial, aunque cada día me lo demuestre más. Es otro año de mi vida, y debo vivirla de a un paso por vez.

Un paso a la vez, me dijeron un día, solo un paso por vez…. deteniendo mi andar vertiginoso. Deteniendo esa vorágine cotidiana en la cual muchos estamos sumergidos sin darnos cuenta siquiera.

Y esto es fundamental. Mañana, ya no habrá tiempo, mañana, ya habrá pasado de largo el día de hoy, y habrá quedado como un recuerdo más. Hagamos la prueba, con lo que fuera, con lo que cada uno quiera o pueda: un paso a la vez. Un día a la vez, si hoy hago lo que quisiera hacer toda mi vida, o lo que me haga feliz, eso es lo que podré hacer cada día de mi vida. Si hoy me lamento por lo que no logré, no tuve, no tengo, no consigo, no llegaré a ningún lado, y terminaré enloqueciendo, pues la energía es fuerte, y nos envuelve a todos.

Ya que todos somos uno… sería bueno poder lograr eso que todos queremos, pero cada uno, cada quien en su mundo, para estar felices, y poder así, dar alegría a otros, dar paz, dar luz. Eso es lo único que nos podremos llevar en definitiva, cuando finalmente nos vayamos de esta dimensión.

©Marianela Garcet

Share

Falta poco

 

 

Falta poco realmente para el tan esperado día, y sin embargo, parece que fuera tan lejano.

Muchos esperamos por tantos años, y luego, todo se volvió tan vertiginoso, el ritmo fue tan acelerado que no nos dimos cuenta como fue que llegamos a este punto, a este día, hoy 4 de noviembre del año 2012, y el acontecimiento debería ser el 21 de diciembre.

Hablé mucho de ello, desde mis cursos, mis escritos, desde diferentes opiniones de canales confiables, y siempre tuve una misma postura: la de ahora, la de creer, la de sentir el apoyo de mis amados Seres de Luz, en quienes confío plenamente, aún cuando todo parece desmoronarse por momentos.

Muchos me lo preguntaron, tantas veces, ¿cómo será? tienes alguna idea? recibes mensajes?
En realidad, los mensajes se van dando, a todo el mundo, realmente se nos está diciendo que el mundo está cambiando, a pasos vertiginosos. En algunos casos para bien, en otros para mal, pero todo está cambiando porque la vida es cambio.

Kryon nos habla de vivir en la incertidumbre, que es mucho mejor que la opción de vivir en la seguridad, sin embargo, muchos prefieren quedarse con lo ya preestablecido, lo conocido, la formalidad, lo que es previsible.

Yo no creo en los extremos, pienso que todo extremo es nocivo, negativo para un crecimiento, creo que se crece en el equilibrio o al menos intentando mantenerlo, lo cual no debe significar la pasividad, o el conformismo.

Pienso que hemos pasado y estamos pasando por mucho, y todo eso nos llevará a algún lugar, que no sabemos bien cual es pues todos estamos en el mismo barco pero que , si ayudamos con nuestra energía positiva, nuestro pensamiento y nuestras visualizaciones a que todo sea mejor, seguramente lo lograremos.

 

continuaré con uds

 

©Marianela Garcet

 

 

Share

Salir del pozo

¿Cómo Salir del Pozo de la Desesperación?

Es probable que te encuentres en una situación desesperante con tu esposo u esposa, puede ser que sea con tus hijos o cualquier otra relación, como puede ser un problema financiero o laboral.
Otros pueden estar desesperados porque necesitan tomar una decisión y no hallan que hacer, están cansados de luchar, de intentar, lo han  hecho todo, oraciones, ofrendas, diezmos, van a la iglesia, sirven a Dios pero nada que salen del pozo y sienten que cada día como que se hunden mas. La verdad que estar en el pozo no es bueno, allí solo se respira angustia, miedo y muerte.
Salir del pozo requiere paciencia y espera en Dios, recuerde las palabras del Salmista:
“Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová” (Salmo 40:1-3).
Salir del pozo requiere que te conviertas en protagonista y dejes de ser víctima.
Tú has sido llamado a ser el protagonista de tu vida, el protagonista espera en Dios pacientemente antes de actuar, el protagonista ve la vida con optimismo y se convierte en el gerente de su vida.
Hay un cuento de la tradición judía que nos ilustra si somos ¿Protagonistas o Víctimas?
“Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal rebuznó por horas mientras el campesino trataba de buscar la forma de ayudarle pero finalmente decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo necesitaba ser tapado con urgencia, así que echando tierra podría solucionar los dos problemas a la vez. Con ese fin pidió ayuda a sus vecinos.
Cada uno tomó una pala y empezaron a echar tierra al interior del pozo. El burro al notar lo que se le venía encima empezó a rebuznar con más fuerza pero después de un rato se aquietó. La gente no lo veía y pensaba que habría quedado enterrado pero lo que realmente sucedía era que el burro estaba ocupándose de sacudirse la tierra que le arrojaban con cada palada.
Al poco tiempo, para sorpresa de todos, empezaron a verse las orejas del asno que, apoyándose en la tierra que se sacudía y caía al suelo, estaba logrando elevarse. Cuando llegó a la altura de la boca del pozo, dando un salto, salió corriendo alegremente dejando boquiabiertos a sus supuestos enterradores.”
¿Qué podemos aprender de este cuento?
Hay algunas cosas que podemos aprender, en algunos momentos de nuestra vida, podemos tener la sensación de que hemos caído en un pozo muy profundo.
Todas nuestras expectativas por el suelo, los momentos que vivimos son de mucha tensión, no vemos la luz del sol brillar, todo parece oscuridad y en vez de recibir ayuda lo que recibo de la gente que me rodea es juicio, critica, rechazo y oposición, todos quieren enterrarme vivo o viva.
Podemos aprender de este burro, que a pesar de todos los problemas que se le venían encima al rato se aquieto  y comenzó a elegir  lo que le convenía hacer. No se dejó llevar por pensamientos negativos, tampoco se enganchó  en  las criticas o juicios que le hicieron, no quedo pensando en el pasado, en todo lo bueno que había hecho y que ahora con eso le pagaban, no se quedo quieto preso de la tristeza y el dolor, el desengaño que se había llevado de su amo, el no adopto la posición de pobrecito yo, el dejo de ser victima de las circunstancias y asumió responsabilidad por sus miedos, controló sus emociones y no esperó a que los demás lo hicieran feliz.
El burro se convirtió en protagonista, cada vez que le echaban tierra se sacudía fuertemente hasta que pudo salir del pozo. El transformó el problema en una bendición.
Podemos salir del pozo de la desesperación o del lodo cenagoso si nos convertimos en gerentes de nuestra vida. Todos deseamos correr alegremente por la vida, sin estrés, sin angustia, sin presiones, llenos de paz y gozo.
Quiero dejar contigo dos cosas que te van a ayudar a vivir la vida:
1.    Entrega a Dios tus expectativas de que otras personas, lugares y cosas te proporcionen felicidad y plenitud duraderas. Solo Dios puede darte vida, gozo y paz. La Biblia enseña que El que pide recibe. Es inmaduro pensar que alguien o alguna cosa terrenal pueda brindarnos plenitud y felicidad duradera. Dios es la fuente de la vida; las personas y las cosas son adicionales. Tu eliges como quieres vivir.
2.    Ten en cuenta que todo lo negativo que nos sucede puede ser transformado en algo positivo. Como al burro de nuestro cuento, la vida nos tira a veces, todo tipo de tierra. Si lo interpretas como un problema y te bloqueas sintiéndote víctima de la situación, esa tierra puede acabar aplastándote, pero si lo contemplas como un desafío, te ubicarás en la perspectiva de protagonista, encontrarás la forma de sacudirte esa tierra y la usarás para dar un paso hacia arriba.
Así, cualquier situación se transformará en una oportunidad para lograr un nivel más elevado de conciencia.
Te invito a descubrir el poder interior que hay en ti, tú puedes tener relaciones satisfactorias en la vida, solo enfócate a donde quieres llegar y no en tus miedos, espera en Dios y El pondrá en tus labios un cántico nuevo.
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes
Conferencista y Entrenador de Liderazgo y Coaching. Panamá.

tomado del grupo Luzplena-Cristalindigos creado y administrado por  Marianela Garcet
Crea la Paz dentro de tí, y la Paz llegará a tí, te rodeará y pacificará tu mundo. Crea la Luz dentro de tí y la Luz te envolverá y envolverá tu mundo. Se feliz y la felicidad te acompañará a ti y a quienes contactes"
Marianela Garcet

Share