Fin de año 2014

Fin de año 2014

 

fin de año

Nuevamente un fin de año más, que para cada uno de nosotros, deja un saldo  diferente.

Algunos años quisiéramos hacer que permaneciera para siempre con nosotros otros muchas veces tendríamos ganas de olvidar o no haber vivido nunca, en fin… pero lo inevitable es que este año 2014 ya llega a su fin, solo quedan horas y que siempre cuando esto sucede, aunque no lo queramos, nos impulsa a realizar una especie de “balance”.

En cada brindis de fin de año mucha gente dice “por fin se terminó este año”, o un poco antes, “no veo el momento en que llegue el próximo año” y así… etc. , sin embargo, y aun cuando en muchos casos también pude haber pensado lo mismo, luego, siempre la vida me hace cambiar de opinión dado que, aunque el año haya sido pésimo, descubro en ese inevitable balance, que siempre , siempre, hay momentos, aunque más no fueran chispazos, de infinita alegría que nos compensan por todo lo malo que pudo haber pasado durante ese año que termina.

Por eso siempre lo mejor es ir viviendo día a día , despacio dentro de lo que se pueda, cuidadosamente, sin desperdiciar ningún instante, cada año de nuestras vidas, haciendo del día que comienza una fiesta, un gran día de verdad, y esperar lo mejor de ese día, lo mejor para nosotros y para nuestros seres queridos, para nuestros amigos, los cercanos y los lejanos, para aquellos que compartieron una parte de nuestras vidas y ya no están a nuestro lado por diversas circunstancias, desear lo mejor para nosotros y para todos ellos y  así atraer lo mejor… pues la vida en general, se trata de cómo puede cada uno según va evolucionando, aplicar la llamada “ley de atracción”.

Después, en el transcurso de cada día, y de cada año de nuestras vidas, pasará lo que deba pasar, siempre para nuestra evolución, seguramente. Esto lo digo porque  obviamente no siempre por más que pongamos lo mejor de nosotros, la vida nos responde de igual manera, no creo a ciegas ni ingenuamente en esa ley, no miento al respecto, me ha ido bien y mal, pero cuando me ha ido mal, me he planteado siempre, ¿qué cambio puedo hacer para que me vaya mejor?

Nosotros, desde adentro nuestro tenemos la posibilidad de atraer eso que realmente queremos que suceda, y debemos hacerlo, para ello tenemos el libre albedrío. Esto significa que siempre debemos por un tema de conciencia, de ser conscientes y de crear nuestra propia realidad, intentar que cada día sea el mejor, que cada momento así estemos realizando algo aparentemente insignificante, cuente como un plus en nuestra vida, y que no nos reste.

images (6)

Si todos, cada uno desde su lugar en el mundo, pudiera lograr eso, la vida en general, sería totalmente diferente, y no habría tantas quejas y problemas de los cuales hablar, pues cada uno de nosotros estaría tremendamente ocupado en crear ese día de modo que fuera el mejor, aunque en el fondo supiéramos que mañana aún podría ser mucho mejor y pasado mañana más y así sucesivamente.

No importan las ganas, pues si uno está desganado y se pone a intentar lograr algo mejor que lo que hizo antes, intentando superarse cada día en cualquier cosa que haga,  no habría tiempo para pensar en hablar mal de tal o cual o en copiar a alguien, denostar a otro más criticar a tal o cual, ni pensar mal del prójimo.

Pero claro, no es algo simple, solo digo que cada uno de nosotros debería poder hacerlo, pues somos seres humanos, seres de evolución y hay un cambio muy grande que ya está llegando y que se siente en el aire, desde hace unos años, y gracias a estos pequeños “granitos de arena” que cada uno de nosotros puede poner en la inmensidad de un mundo como el que vivimos, créanme, puede hacer una gran diferencia… como podemos observar muchos cambios pequeños pero positivos que se van dando cada año, y enfocarnos en eso  y no en lo malo que hay porque eso malo, siempre existirá, dado que estamos en un mundo de polaridades, sin embargo, podemos lograr que un mundo mejor llegue, poco a poco, si entre todos nos proponemos hacer de nuestra vida, algo mejor cada día.

Deseo para todos entonces, un excelente año 2015, y que durante este año que comienza, cada momento sea el más importante y se cumplan los mejores deseos que cada uno albergue en lo profundo de su corazón.

 feliz_año_2015

©Marianela Garcet

Fingerprint: ebb5b27cc57e86271b68a9cd885fd58b62a5b878bb050962d3799e59db93a5c5

MCN:CT6N9-GFABV-ZER3D

Share

Preguntas que nos ayudan a crecer

Preguntas que nos ayudan a crecer

preguntas que nos ayudan a crecer

 

En la vida, hay que hacerse preguntas

Todos en la vida tenemos muchos problemas, sobre todo desde que comenzamos  a vivir nuestras vidas de adultos…. Algunos antes, otros después, la vida se trata de poder sortear esos problemas que nos impiden avanzar, y de esa manera crecer, y aprender con ellos.

Pero a veces, muchas más de lo que quisiéramos, estos “aprendizajes” disfrazados de problemas, repercuten en nuestro cuerpo.

A algunos nos viene un dolor de espalda…suele sucederle también a muchos… será porque en la espalda se reflejan las cargas de la vida, y a muchos con el tiempo y la vejez las dibujan en una joroba, más o menos grande, según haya sido su tránsito por los problemas y también como pudieron “atravesarlos”.

Otros tienen problemas síquicos, de diversa índole, desde depresión hasta trastornos bipolares pasando por una amplia gama de estadíos  intermedios nada agradables para la vida.

Muchos se sienten limitados por estos problemas físicos que se transforman en crónicos, o que no los dejan avanzar, como pueden ser los problemas del ciático, grandes contracturas, disfunciones de distinto tipo a nivel físico que impiden a la persona poder llevar una vida normal sin tener que estar medicadas o viven yendo a profesionales de la salud creando una dependencia y un círculo vicioso del cual a veces, no pueden salir, si no tienen algo más que lo físico, lo material, lo que a muchos les parece “la única realidad”

Sin embargo, la vida me ha enseñado, muchas veces con dureza, otras, suavemente, que todo se puede solucionar, si tenemos fe, constancia, perseverancia y queremos modificar nuestra vida desde el interior.

Para ello, obviamente es necesario trabajar duro, limpiando la programación y aprendiendo a estar en armonía con nuestro cuerpo.

Cuando regresa el dolor o las molestias que teníamos, las cuales dependiendo del grado de fijación que tengan en nuestro subconsciente tardarán más o menos tiempo en irse y dejarnos tranquilos…lo  primero que tenemos que preguntarnos es:

¿Por qué estoy creando esto otra vez?

images (6)

 Y detenernos a ver que nos está pasando. Si es un dolor antiguo, debemos saber que hay que limpiar mucho antes de poder arrancarlo de nuestro ser. Es un dolor físico que seguramente provino o se formó a partir de un dolor del alma, del espíritu, y eso hay que trabajarlo.

Debemos también preguntarnos:

¿Cuál es el patrón que estoy siguiendo? ¿Cuán viejo es este patrón que me impide avanzar?

¿Lo aprendí de mis padres? ¿Lo viví durante toda mi infancia y lo repito en mi vida adulta sin darme cuenta?

Y allí detenernos mucho tiempo porque eso no se ve a simple vista.

A partir de entonces, no deberemos cejar en la búsqueda de respuestas sobre el porqué nos pasan determinadas cosas y no las estamos pudiendo manejar, ya sea a nivel salud, relaciones, economía, trabajo, etc.

Y entonces, cada vez que tengamos la lucidez de poder registrar eso que estamos haciendo mal que provoca lo que nos pasa una y otra vez, repetitivamente… allí entonces trabajar mucho internamente para cambiarlo.

Puede ser que no nos demos cuenta y sintamos familiaridad con la energía que nos provoca dolor  molestias y debido a que esa energía que es  familiar, llegamos a adoptarla.

Entonces, preguntarnos  ¿Cómo sería si…?

Y comenzar a enumerar lo que nos impide ahora ser felices, por ejemplo:

¿Cómo sería mi vida si tuviera buena salud?

¿Cómo sería mi vida si tuviera más dinero?

¿Cómo sería mi vida si tuviera el trabajo de mis sueños?

¿Cómo sería mi vida si tuviera esa pareja que tanto anhelo?

¿Cómo sería mi vida si tuviera la posibilidad de hacer lo que quiera?

Y así sucesivamente…. Preguntarnos tanto que no quede nada por responder… hacerlo una y otra vez, y a partir de allí, trabajar nuestro interior, lo suficiente como para que todas esas preguntas que tenemos en nuestro interior, no sean más una excusa que nos impida ser felices, tener una vida y disfrutarla, amarnos a nosotros mismos y a los demás, y crecer, evolucionar, avanzar. … porque a eso hemos venido.

Pregúntate mucho, para ayudarte a crecer y crear la vida que tanto quieres.

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Fingerprint:  833e91ccbdeabc5d06856bf137c22c0257b88b1ee90c945775c4ddc318321c5e

MCN:CTE5Y-CE60G-L4T2F

Consúltanos por cursos que pueden ayudarte a cambiar tuvida.

Share