Reiki, Amor y Luz

Reiki, Amor y Luz

La Energía del Amor y la Luz en tus manos

Reiki Amor y Luz

El Reiki cambió mi vida, definitivamente y para siempre, significó más para mí de lo que podía suponer y estoy feliz de haber conocido esta forma de reencontrarse con la energía que es de todos, y para todos, y saber que con ella y a través de ella se puede ayudar tanto, a uno mismo como a otros seres vivos.

Podría decirles miles de cosas sobre esta maravillosa terapia, pero fundamentalmente les diría que realmente vale la pena conocerla, experimentarla, vivenciarla, y sentirla.

Eso solo de por sí, ya significa un excelente motivo como para acercarse y conocer un poco más de qué se trata, libres de prejuicios, y de necesidad de juzgar antes de experimentar, de dejar que todo fluya y permitirnos creer, sabiendo que la vida puede ser mucho más maravillosa y asombrosa de lo que normalmente se piensa, y que en definitiva, tenemos que estar abiertos a desarrollar estos dones que todos tenemos y que, en este caso con el Reiki, se pueden multiplicar hasta el infinito.

Creo sinceramente que el Reiki es Energía de Amor, y es la energía del futuro, esa que realmente cambiará al mundo.

Disponible en Amazon

Share

Reiki es Luz y es Amor

Reiki es Luz y es Amor

Reiki es Luz

 

Siempre me surgen ideas para escribir sobre el Reiki, hay una infinidad de temas alrededor dando vueltas y que no podría definir exactamente pero que cada vez que voy a dar iniciaciones siento la necesidad de comentar, de compartir, de brindar a la gente que tomará una iniciación, porque soy y seré una eterna agradecida por todo lo que esta disciplina ha significado en mi vida.

Podría decirles que  para mí, y tal vez sea reiterativa en esta expresión, literalmente fue un antes y un después del Reiki. Muchas cosas cambiaron para bien, siempre fueron para bien, más allá de los 21 días posteriores a la inicición del 1er Nivel, que por cierto  pueden llegar a producir cambios que por cierto tienen mucho sentido dado que al producirse una limpieza de los 7 chakras, estos podrán ser  más o menos perceptibles, ya sean estos cambios a nivel físico o espiritual en la persona que es iniciada, de acuerdo al nivel de sensibilidad que cada uno tenga, esto será obviamente muy diferente en cada individuo en particular.

¡Cuántas vivencias, cuantas sensaciones, infinitas, sutiles, pero a la vez tan fuertes y maravillosas!. Ampliación del nivel de percepción, acercamiento a temas más profundos y espirituales, un interés mayor y creciente por las cosas más simples de la vida… en definitiva, una llave que abre una puerta hacia un nuevo mundo, esa sería la idea más clara para expresar lo que sucede: una apertura al mundo de la energía. Un mundo que es totalmente real, y al que todos los seres humanos pueden acceder pero que tal vez pocos conocen.

Eso me sucedió a mí, para serles sincera, no conocía en verdad la magnitud de lo que significa estar conectada a la energía de todo. Experimenté eso luego del Reiki, tal vez fue un proceso por el cual estaba destinada desde mucho  antes a transitar, no lo sé, pero sí sé, que nada fue igual que antes.

Todo lo puedo sanar a través del Reiki, requiriendo más o menos paciencia para cada cuestión, desde sanar emociones, hasta muchas veces problemas físicos, pasando por todo el bien que puedo hacer a mis amados animales, a quienes solo trato con Reiki, y ellos, como no tienen la capacidad humana de juzgar, o mejor dicho, prejuzgar, reciben esta energía del modo más puro que pueda haber y son sanados o aliviados de inmediato.

Las plantas también responden a esta maravillosa energía, pero mi relación con la naturaleza siempre pasó más por los animales que por las plantas, de modo que empleo esta terapia fundamentalmente para ellos. No detallaré cada una de las experiencias porque a quien no le apasionen los animales podría aburrirlo pero sí quiero dejar bien claro que Reiki es una energía sanadora, purificadora, de Paz y de Luz.

Aclaro esto porque hubo al principio y no sé, dudo si aún no lo sigue habiendo, muchos prejuicios, falsa información, detractores, en el seno de instituciones muy rígidas y cerradas, o en gente que tiene pensamiento muy cerrado, muy poco abierto a ideas nuevas, a lo que los humanos podemos hacer si nos empeñamos un poco.

A pesar de todo esto yo seguí, insistí en mis prácticas y creí, aún cuando al principio me costó ver resultados, eso siempre me gusta compartirlo, porque no fue algo fácil desde el comienzo para mí.

Mi vida en lo espiritual, fue un camino de muchos años, y en los cuales al comienzo no ví muchos progresos, luego se comenzó a abrir el camino para todo, más concretamente, luego de haber tomado mi 1er Nivel de Reiki como alumna, fue claramente una bendición para mi vida, algo que abracé sin saber que lo haría al comienzo y que luego me fue guiando silenciosamente hacia donde estoy hoy,  en un estado de Paz con lo que hago, serena aceptación y alegría por la riqueza interior obtenida, por la cantidad de experiencias espirituales que colmaron mi vida a partir de ese día, en el cual ni imaginaba que luego me dedicaría a dar terapias Reiki, o iniciaciones como maestra de Reiki.

Escribo un poco para recordarme todo lo que ha significado para mí esta maravillosa y simple disciplina, lo que he aprendido de Takata, Maestra de Maestros, quien con su ejemplo nos ha dado a sus seguidores esa fuerza que se necesita cuando la soledad del practicante acecha y para transmitir de modo directo a quienes luego también pasarán por las mismas experiencias o tal vez mayores.

A todos los que se animen a embarcarse en este viaje por el camino del reconocimiento de nuestra propia energía y la comunión que podemos lograr con la Energía Universal, les deseo lo mejor y lo más elevado, que puedan encontrar aquello que buscan y desean para sus vidas desde su interior, porque es allí donde radica la verdad, y desde donde debemos construir el afuera y no al revés.

El mundo está en nuestro interior, en ese momento de recogimiento que todos deberíamos darnos el permiso de tener  cada día. Reiki es Luz y es Amor

 

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Fingerprint: 2a4cbcb7edca25c4bd5d404e55357fd7c05ef71032fed65e7584ab38c207297e

MCN:CL9CW-HX80Q-DHPCT

Share

Luego de una iniciación de Reiki

Luego de una iniciación de Reiki

Ser de Luz

¿Qué puedo esperar luego de una iniciación de Reiki?

Ahora bien. Si todo va bien y se encuentra al maestro elegido realizando con él la iniciación en reiki, puede suceder que en los días posteriores a la misma, y sobre todo en los tan nombrados “21 días posteriores” (que en definitiva, tienen relación con los 21 días que estuvo Mikao Usui en el Monte Kuriyama, en su búsqueda de respuestas a sus dudas sobre la sanación a través de las manos y que finalmente finaliza luego de ese lapso de tiempo creando a partir de allí este sistema Usui de sanación por medio de la energía Universal) se produzca la llamada “crisis de sanación” que si bien no se da siempre, no es algo habitual, puede suceder que en ciertos casos existan estas reacciones al ingreso de la energía, dado que esta efectivamente aunque no se vea, está presente y realiza cambios evidentes dentro de todo nuestro cuerpo físico y energético.

Muchas veces el cuerpo físico, puede rebelarse ante la presencia de una energía que limpia, purifica, ilumina, y su forma de expresarse es rechazarla, provocando molestias en el cuerpo físico que hacen sentir incómoda a la persona que ha sido iniciada.

También puede haber bloqueos sicológicos inconscientes por parte de la persona que toma la iniciación y estos provocar problemas físicos, sueños extraños, visiones, etc, que bien pueden ser producto  de temores inconscientes, prejuicios, extremadas expectativas sobre lo que será o producirá esa energía que ingresará en ellos, y una larga lista de etc.

Como todo lo que sucede a nivel de evolución espiritual, es bastante complejo de explicar, pero sucede, quienes pasamos por estas experiencias, sabemos que los fenómenos están, y no son producto de la imaginación, dado que mucha gente ha pasado por lo mismo sin ser sugestionada previamente. Siempre les digo a mis alumnos y también a mis pacientes antes de darles una iniciación o que tomen una sesión de reiki, que no quiero adelantarles lo que sentirán o percibirán, porque cada persona es diferente y siente cosas distintas y no me gusta sugestionar para que cada quien pueda vivenciarlo por cuenta propia.

Sin embargo, y ante ciertas situaciones que se han planteado en  algunos casos, en iniciaciones o también en sesiones de reiki, presenciales  o a distancia, prefiero dar a conocer algunas características de la llamada “crisis de sanación” (esto específicamente luego de una iniciación en Reiki) para que quien desee tomar una iniciación sepa que puede suceder esto, pero que no siempre sucede, eso quisiera que quedara bien en claro porque no siempre necesariamente se dan  estas crisis.

Paso a relatar brevemente cada una de las posibles reacciones:

 A nivel físico:

Incremento del sudor, orina, excrementos: esto es porque al limpiarse el cuerpo de toxinas, este tiende a liberarse de ellas y lo hace con una frecuencia mayor a la habitual, dado que está en un proceso de limpieza, que si bien a nivel energético se trata de una “limpieza de los chakras”, que se dice , se limpian 3 veces durante los 21 días , estos chakras, o centros de energía, están íntimamente relacionados con los órganos del cuerpo físico, y esto hace que se produzcan estas reacciones.

Vómitos: lo mismo que lo anterior, pero en estos casos, el organismo expulsa con más violencia.

Síntomas de gripe: esto también sucede y forma parte de los síntomas del despertar espiritual, con su cansancio, resfrío, fiebre, todo esto que no pasará tomando medicación antigripal, dado que se trata de una crisis de sanación en la cual el cuerpo se está liberando de toxinas.

Antiguas molestias o dolores físicos: puede suceder que durante esta crisis de sanación posterior a una iniciación, se presenten dolores o molestias que creíamos haber superado. Esto pasa porque hay que sacar a la superficie todo para que pueda ser realmente sanado y con el reiki se sanará definitivamente.

A nivel psicológico:

Miedos: puede ser como dije anteriormente que una iniciación espiritual provoque mucha expectativa en la persona, y también mucho temor a lo desconocido, sobre todo cuando no se ha pasado antes por una situación similar. Todo esto puede hacer que afloren viejos temores a la superficie, y que todo ello se manifieste a través de sueños extraños, o vivencias paranormales que asusten , etc.

Todo ello tiene que fortalecer la voluntad del practicante, es decir, no pensar que lo que le sucede es malo y atribuirlo al reiki, dado que el reiki es una energía sanadora, proveniente de la más pura Luz y otorgada por el maestro al alumno desde el amor universal, para ayudar a quien ha iniciado a sanarse  y a sanar, por lo tanto jamás podría provocar daño y mucho menos causar temor.

Ira: puede ser que luego de una iniciación también afloren a la superficie de nuestra conciencia, recuerdos, o situaciones que produzcan Ira, ante ellas, solo hay que parar y pensar, meditar, practicar autoreiki, y descubrir de donde proviene esa ira, y como podemos hacer para sanar las situaciones que nos producen esa ira, dado que no es bueno sentir esta emoción fuerte y negativa y seguramente a través del reiki, lograremos sanarla y de esta forma, avanzar en el camino espiritual.

 Tristeza: También del mismo modo que lo anterior, pueden aflorar viejas tristezas, situaciones que nos hacen entristecer, ya sean personales, laborales, recuerdos muy antiguos, todo está aflorando para ser sanado y limpiado y de ninguna manera debemos dejar pasar la oportunidad de “mirarnos hacia adentro” para descubrir que nos está pasando e intentar sanarlo a través del Reiki.

Ansiedad: dije al principio, que muchas veces el no saber de que se trata una iniciación produzca tanta expectativa en quien va a tomarla que eso mismo le genere una serie de síntomas como los descriptos anteriormente o muchos otros más, todo esto es producto de una gran ansiedad, porque la vida que vivimos nos la genera y el Reiki justamente está para producir el efecto contrario, es decir, bajar ese nivel de ansiedad en el cual nos vemos envueltos a diario, en la vida cotidiana, siempre.

Luego de tomar una sesión de reiki, esta vez hablo de sesión simplemente, la persona debería sentirse libre de esa ansiedad, de esa sensación de querer correr sin saber detrás de qué está corriendo… y si se trata de una iniciación, la paz experimentada debería ser aún mayor, y más cuando luego de la misma se practique el autoreiki a diario, esto debería incrementar esa sensación de paz contraria a la ansiedad, y debería contrarestarla.

Sin embargo, volviendo a la crisis de sanación, puede ser que si la persona está muy sumergida en una vorágine tal que en su vida no se puede permitir un respiro, un descanso un mínimo de tiempo para sí misma, sienta esa ansiedad aún habiendo tomado una iniciación y no pueda permitirse parar, hacer un alto en el camino, descansar, relajarse, y comenzar a vivir de otro modo, más simple, más relajado, más sereno, más armonizado.

El Reiki, debería ayudarlo a eso y seguramente con la práctica constante logrará bajar ese nivel de ansiedad.

¿Qué tengo que hacer luego de haber tomado una iniciación de Reiki?

Fundamentalmente y básicamente: practicar, mucho, diariamente, todos los días, y todas las veces que quieras. No hay sobredosis de reiki, no hay un tiempo de más para darse Reiki y cuanto más se practique, más se verán resultados, más se logrará una vida más positiva, una vida más natural, una vida más armónica y equilibrada.

Nada se consigue en el camino espiritual sin práctica constante. Si bien muchos pueden tener sus dones a flor de piel, aunque no es tampoco la finalidad de Reiki despertar dones sino armonizar y equilibrar y conectar con el alma de la persona, ayudarla a encontrarse y a encontrar la paz que tanto necesitan, cuanto más se practica el Reiki, más puede uno lograr conectarse con la verdadera Fuente, y de ese modo, llegar a elevarse espiritualmente cada vez más.

Todo esto sin prisa pero sin pausa. Reiki nos ayuda a serenarnos, a armonizarnos, a lograr un equilibrio divino y a volver a ese estado natural que tendríamos que mantener siempre.

Mis vivencias luego de haber tomado mi primera sesión de reiki y luego más aún de haber sido iniciada en los diferentes niveles, y haber llegado a la maestría, han sido infinitamente hermosas, buenas y luminosas. Siempre he sentido una gran paz y armonía en mi experiencia personal con el reiki, tanto al recibirlo como paciente, luego como iniciada y luego al brindarlo como terapeuta reiki o como maestra reiki a mis alumnos iniciados en esta maravillosa terapia.

Ante todo para mí el Reiki ha marcado en mi camino un antes y un después de. Podría decir que mi vida cambió por completo después del Reiki, paulatinamente, armoniosamente, amorosamente, luminosamente.

Me ayudó a encontrar mi verdadera esencia y la verdadera esencia de todas las cosas, la verdad de la vida en esta tierra, mi misión, a conocer por qué suceden las cosas, y mi vida cambió por completo, con tiempo, sin apuros ni ansiedades, porque luego del Reiki, llegó la Paz a mi vida, aún con los problemas de la vida cotidiana que todos tenemos en esta tierra, todo cambió luego de mi primer día de terapia y más aún cuando fue pasando el tiempo e incorporé el Reiki a mi vida transformándolo en mi forma de vida y llevándolo a cada plano de lo que hago.

He tratado de contar en estas líneas, que no pensé que serían tantas, un poquito de lo que se puede esperar del Reiki. Quería compartir con quienes siguen mis escritos estas vivencias sobre una terapia, que realmente cambió mi vida, para ayudar a  muchos a confiar y cambiar también las suyas.

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Registered:2015-02-13 23:18:52 UTC

Fingerprint:  93e6f332e14aaa0021d85e4d5e30435ee9412a6d2c22022f282444b3f84e3b37

MCN:CR4J6-MAGKY-AY7YJ

Share

¿Porqué aprender Reiki?

¿Porqué aprender Reiki?

reiki-hand12-763633

Muchos se preguntarán porqué aprender Reiki, o qué puede hacer el Reiki por una persona.

Les respondería comenzando por explicarles lo que me pasó a mí, y lo resumiría diciéndoles lo que siempre digo a quienes toman mis cursos: “fue un antes y un después del Reiki” para mí, y para casi el 100% podría arriesgarme a decirlo, de quienes han sido iniciados en esta maravillosa técnica de sanación.

En principio, podría decir que hay muchas motivaciones, y todas pueden ser válidas, siempre que lo que te lleve a tomar una iniciación de reiki sea algo que te impulse a evolucionar, que tu deseo sea el de crecer espiritualmente, sanar emocionalmente o físicamente, ayudar a otros, despertar  más tu intuición, aprender a conocerte, profundizar en técnicas de sanación natural, etc.
No importa cuál sea tu motivación, siempre es válida para comenzar este camino de crecimiento espiritual.

Para que una persona pueda comenzar a autosanarse a través del reiki o ayudar  a otros a hacerlo, deberá ser iniciada en Reiki por un maestro.

Una vez iniciada la persona se transforma en un canal de la Energía Universal.

Esto significa que al imponer sus manos sobre otra persona con la intención de hacerle Reiki, la Energía Universal fluirá a través ella hacia esa persona naturalmente, sin tener que hacer otra cosa que sentir y tener la intención de dar esa energía.

Esto significa que el iniciado se transforma en un canal de la Energía Universal, y ya no es quien cura, ni el hacedor de dicha curación sino que es quien permite que a través de él fluya la energía y se transformará en una especie de tubo, como suelo decirlo, un tubo de Luz, un tubo de Energía, por el cual pasa la misma, quedando parte en nosotros, ayudándonos a sentirnos bien también y fluyendo a la vez hacia el receptor.

Con la iniciación, decía anteriormente nos convertimos en un tubo de luz que sirve para que el ser que lo necesite (sea un ser humano, un animal o una planta o inclusive un objeto inanimado)  se conecte a esa Energía Universal ( ki, chi, etc)

El reiki significa un gran complemento a la medicina tradicional o alopática y puede funcionar muy bien también combinado con otras terapias alternativas como gemoterapia, flores de bach, fitoterapia, shiatzu, masajes, yoga, etc.

Cualquiera de estas terapias incrementará sus resultados positivamente al combinarlos con Reiki

Cuando una persona toma por primera vez una sesión de reiki, si está preparado, si venía haciendo un camino espiritual, si su Ser Interno, su Alma sentían que ese era su camino, la experiencia podrá ser magnífica, sentirá un gran despertar, comenzarán a abrirse muchas perspectivas de vida diferentes ante su vista, y su camino se abrirá.

Eso no sucede con todas las personas, dado que si la persona va con pocas expectativas a tomar una sesión o lo hace simplemente por curiosidad, o siente desconfianza, generalmente no sentirá nada, e inclusive no se relajará, sentirá tensión, producida por esa desconfianza en lo desconocido y frente a lo que sucederá. (esto puede aplicarse tanto a una sesión de reiki, tomada por una persona como receptor de la energía simplemente o también puede suceder en una iniciación propiamente dicha )

También puede pasar que hay desconfianza, dudas, temores, siendo una sesión presencial o a distancia, y se produzca una barrera energética frente al terapeuta y hacer que la transmisión de energía se dificulte y los resultados no sean tan notables, aunque la energía fluya igual y llegue igual al receptor. (esto también puede aplicarse a una iniciación de reiki, aunque si la persona desconfía o tiene dudas, difícilmente accedería a ser iniciada, pero sin embargo, hay casos en los cuales a pesar de esta situación de todos modos, quieren probar, y llegan hasta la instancia de una iniciación en este estado de duda y desconfianza)

Por eso es tan importante la confianza en el terapeuta o el maestro de reiki cuando se trata de tomar una sesión y más aún si se trata de tomar una iniciación en Reiki.

Es siempre recomendable asesorarse bien, saber con quién se tomará una sesión de reiki  y sobre todo, como dije anteriormente si es una iniciación en Reiki la que se quiere abordar, dado que si no se conoce bien al profesional, es lógico que existan dudas, temores, desconfianza.

Es difícil en estos tiempos en que la oferta es tan extensa en este campo, sin embargo, muchas veces aconsejo, sobre todo a personas con mayor sensibilidad e intuición, que sigan el dictado de su alma, lo que sientan en su interior, que se permitan un momento de meditación, de conexión con su Ser Superior, y esperen a recibir una indicación sobre cuál es el mejor camino a seguir y cuál es el mejor maestro o quien “resonará” con su alma.

Es la mejor y más sabia opción. Y da resultado.  Pero si no hay suficiente intuición lo lógico es averiguar, leer sobre el maestro, ver su reputación en Internet o en el ambiente en el cual realiza su tarea, antes de ir ciegamente a ponerse en manos de alguien desconocido.

continuará

 

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Registered:2015-02-13 23:18:52 UTC

Fingerprint:  93e6f332e14aaa0021d85e4d5e30435ee9412a6d2c22022f282444b3f84e3b37

MCN:CR4J6-MAGKY-AY7YJ

Share