Reiki, Amor y Luz

Reiki, Amor y Luz

La Energía del Amor y la Luz en tus manos

Reiki Amor y Luz

El Reiki cambió mi vida, definitivamente y para siempre, significó más para mí de lo que podía suponer y estoy feliz de haber conocido esta forma de reencontrarse con la energía que es de todos, y para todos, y saber que con ella y a través de ella se puede ayudar tanto, a uno mismo como a otros seres vivos.

Podría decirles miles de cosas sobre esta maravillosa terapia, pero fundamentalmente les diría que realmente vale la pena conocerla, experimentarla, vivenciarla, y sentirla.

Eso solo de por sí, ya significa un excelente motivo como para acercarse y conocer un poco más de qué se trata, libres de prejuicios, y de necesidad de juzgar antes de experimentar, de dejar que todo fluya y permitirnos creer, sabiendo que la vida puede ser mucho más maravillosa y asombrosa de lo que normalmente se piensa, y que en definitiva, tenemos que estar abiertos a desarrollar estos dones que todos tenemos y que, en este caso con el Reiki, se pueden multiplicar hasta el infinito.

Creo sinceramente que el Reiki es Energía de Amor, y es la energía del futuro, esa que realmente cambiará al mundo.

Disponible en Amazon

Share

Reiki es Luz y es Amor

Reiki es Luz y es Amor

Reiki es Luz

 

Siempre me surgen ideas para escribir sobre el Reiki, hay una infinidad de temas alrededor dando vueltas y que no podría definir exactamente pero que cada vez que voy a dar iniciaciones siento la necesidad de comentar, de compartir, de brindar a la gente que tomará una iniciación, porque soy y seré una eterna agradecida por todo lo que esta disciplina ha significado en mi vida.

Podría decirles que  para mí, y tal vez sea reiterativa en esta expresión, literalmente fue un antes y un después del Reiki. Muchas cosas cambiaron para bien, siempre fueron para bien, más allá de los 21 días posteriores a la inicición del 1er Nivel, que por cierto  pueden llegar a producir cambios que por cierto tienen mucho sentido dado que al producirse una limpieza de los 7 chakras, estos podrán ser  más o menos perceptibles, ya sean estos cambios a nivel físico o espiritual en la persona que es iniciada, de acuerdo al nivel de sensibilidad que cada uno tenga, esto será obviamente muy diferente en cada individuo en particular.

¡Cuántas vivencias, cuantas sensaciones, infinitas, sutiles, pero a la vez tan fuertes y maravillosas!. Ampliación del nivel de percepción, acercamiento a temas más profundos y espirituales, un interés mayor y creciente por las cosas más simples de la vida… en definitiva, una llave que abre una puerta hacia un nuevo mundo, esa sería la idea más clara para expresar lo que sucede: una apertura al mundo de la energía. Un mundo que es totalmente real, y al que todos los seres humanos pueden acceder pero que tal vez pocos conocen.

Eso me sucedió a mí, para serles sincera, no conocía en verdad la magnitud de lo que significa estar conectada a la energía de todo. Experimenté eso luego del Reiki, tal vez fue un proceso por el cual estaba destinada desde mucho  antes a transitar, no lo sé, pero sí sé, que nada fue igual que antes.

Todo lo puedo sanar a través del Reiki, requiriendo más o menos paciencia para cada cuestión, desde sanar emociones, hasta muchas veces problemas físicos, pasando por todo el bien que puedo hacer a mis amados animales, a quienes solo trato con Reiki, y ellos, como no tienen la capacidad humana de juzgar, o mejor dicho, prejuzgar, reciben esta energía del modo más puro que pueda haber y son sanados o aliviados de inmediato.

Las plantas también responden a esta maravillosa energía, pero mi relación con la naturaleza siempre pasó más por los animales que por las plantas, de modo que empleo esta terapia fundamentalmente para ellos. No detallaré cada una de las experiencias porque a quien no le apasionen los animales podría aburrirlo pero sí quiero dejar bien claro que Reiki es una energía sanadora, purificadora, de Paz y de Luz.

Aclaro esto porque hubo al principio y no sé, dudo si aún no lo sigue habiendo, muchos prejuicios, falsa información, detractores, en el seno de instituciones muy rígidas y cerradas, o en gente que tiene pensamiento muy cerrado, muy poco abierto a ideas nuevas, a lo que los humanos podemos hacer si nos empeñamos un poco.

A pesar de todo esto yo seguí, insistí en mis prácticas y creí, aún cuando al principio me costó ver resultados, eso siempre me gusta compartirlo, porque no fue algo fácil desde el comienzo para mí.

Mi vida en lo espiritual, fue un camino de muchos años, y en los cuales al comienzo no ví muchos progresos, luego se comenzó a abrir el camino para todo, más concretamente, luego de haber tomado mi 1er Nivel de Reiki como alumna, fue claramente una bendición para mi vida, algo que abracé sin saber que lo haría al comienzo y que luego me fue guiando silenciosamente hacia donde estoy hoy,  en un estado de Paz con lo que hago, serena aceptación y alegría por la riqueza interior obtenida, por la cantidad de experiencias espirituales que colmaron mi vida a partir de ese día, en el cual ni imaginaba que luego me dedicaría a dar terapias Reiki, o iniciaciones como maestra de Reiki.

Escribo un poco para recordarme todo lo que ha significado para mí esta maravillosa y simple disciplina, lo que he aprendido de Takata, Maestra de Maestros, quien con su ejemplo nos ha dado a sus seguidores esa fuerza que se necesita cuando la soledad del practicante acecha y para transmitir de modo directo a quienes luego también pasarán por las mismas experiencias o tal vez mayores.

A todos los que se animen a embarcarse en este viaje por el camino del reconocimiento de nuestra propia energía y la comunión que podemos lograr con la Energía Universal, les deseo lo mejor y lo más elevado, que puedan encontrar aquello que buscan y desean para sus vidas desde su interior, porque es allí donde radica la verdad, y desde donde debemos construir el afuera y no al revés.

El mundo está en nuestro interior, en ese momento de recogimiento que todos deberíamos darnos el permiso de tener  cada día. Reiki es Luz y es Amor

 

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Fingerprint: 2a4cbcb7edca25c4bd5d404e55357fd7c05ef71032fed65e7584ab38c207297e

MCN:CL9CW-HX80Q-DHPCT

Share

Preguntas que nos ayudan a crecer

Preguntas que nos ayudan a crecer

preguntas que nos ayudan a crecer

 

En la vida, hay que hacerse preguntas

Todos en la vida tenemos muchos problemas, sobre todo desde que comenzamos  a vivir nuestras vidas de adultos…. Algunos antes, otros después, la vida se trata de poder sortear esos problemas que nos impiden avanzar, y de esa manera crecer, y aprender con ellos.

Pero a veces, muchas más de lo que quisiéramos, estos “aprendizajes” disfrazados de problemas, repercuten en nuestro cuerpo.

A algunos nos viene un dolor de espalda…suele sucederle también a muchos… será porque en la espalda se reflejan las cargas de la vida, y a muchos con el tiempo y la vejez las dibujan en una joroba, más o menos grande, según haya sido su tránsito por los problemas y también como pudieron “atravesarlos”.

Otros tienen problemas síquicos, de diversa índole, desde depresión hasta trastornos bipolares pasando por una amplia gama de estadíos  intermedios nada agradables para la vida.

Muchos se sienten limitados por estos problemas físicos que se transforman en crónicos, o que no los dejan avanzar, como pueden ser los problemas del ciático, grandes contracturas, disfunciones de distinto tipo a nivel físico que impiden a la persona poder llevar una vida normal sin tener que estar medicadas o viven yendo a profesionales de la salud creando una dependencia y un círculo vicioso del cual a veces, no pueden salir, si no tienen algo más que lo físico, lo material, lo que a muchos les parece “la única realidad”

Sin embargo, la vida me ha enseñado, muchas veces con dureza, otras, suavemente, que todo se puede solucionar, si tenemos fe, constancia, perseverancia y queremos modificar nuestra vida desde el interior.

Para ello, obviamente es necesario trabajar duro, limpiando la programación y aprendiendo a estar en armonía con nuestro cuerpo.

Cuando regresa el dolor o las molestias que teníamos, las cuales dependiendo del grado de fijación que tengan en nuestro subconsciente tardarán más o menos tiempo en irse y dejarnos tranquilos…lo  primero que tenemos que preguntarnos es:

¿Por qué estoy creando esto otra vez?

images (6)

 Y detenernos a ver que nos está pasando. Si es un dolor antiguo, debemos saber que hay que limpiar mucho antes de poder arrancarlo de nuestro ser. Es un dolor físico que seguramente provino o se formó a partir de un dolor del alma, del espíritu, y eso hay que trabajarlo.

Debemos también preguntarnos:

¿Cuál es el patrón que estoy siguiendo? ¿Cuán viejo es este patrón que me impide avanzar?

¿Lo aprendí de mis padres? ¿Lo viví durante toda mi infancia y lo repito en mi vida adulta sin darme cuenta?

Y allí detenernos mucho tiempo porque eso no se ve a simple vista.

A partir de entonces, no deberemos cejar en la búsqueda de respuestas sobre el porqué nos pasan determinadas cosas y no las estamos pudiendo manejar, ya sea a nivel salud, relaciones, economía, trabajo, etc.

Y entonces, cada vez que tengamos la lucidez de poder registrar eso que estamos haciendo mal que provoca lo que nos pasa una y otra vez, repetitivamente… allí entonces trabajar mucho internamente para cambiarlo.

Puede ser que no nos demos cuenta y sintamos familiaridad con la energía que nos provoca dolor  molestias y debido a que esa energía que es  familiar, llegamos a adoptarla.

Entonces, preguntarnos  ¿Cómo sería si…?

Y comenzar a enumerar lo que nos impide ahora ser felices, por ejemplo:

¿Cómo sería mi vida si tuviera buena salud?

¿Cómo sería mi vida si tuviera más dinero?

¿Cómo sería mi vida si tuviera el trabajo de mis sueños?

¿Cómo sería mi vida si tuviera esa pareja que tanto anhelo?

¿Cómo sería mi vida si tuviera la posibilidad de hacer lo que quiera?

Y así sucesivamente…. Preguntarnos tanto que no quede nada por responder… hacerlo una y otra vez, y a partir de allí, trabajar nuestro interior, lo suficiente como para que todas esas preguntas que tenemos en nuestro interior, no sean más una excusa que nos impida ser felices, tener una vida y disfrutarla, amarnos a nosotros mismos y a los demás, y crecer, evolucionar, avanzar. … porque a eso hemos venido.

Pregúntate mucho, para ayudarte a crecer y crear la vida que tanto quieres.

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Fingerprint:  833e91ccbdeabc5d06856bf137c22c0257b88b1ee90c945775c4ddc318321c5e

MCN:CTE5Y-CE60G-L4T2F

Consúltanos por cursos que pueden ayudarte a cambiar tuvida.

Share