Esperando el 2014

Esperando el 2014

Ya desde hoy, todos estamos esperando el 2014…

Esperando el 2014

Un año más que se va…y no ha sido cualquiera.

Ha sido un año difícil para muchos, y seguramente para otros, un año excelente. Pero por sobre todas las cosas, ha sido un año sorpresivo y a la vez turbulento…con grandes cambios como lo habíamos previsto, para comenzar la vida en un nuevo mundo.

Como siempre, cada año viene cargado de cosas, que cuando recién lo estrenamos ni logramos imaginar… Sorpresas, algunas agradables, otras no tanto… reencuentros, algunos inesperados…partidas, no siempre esperadas… nuevas vidas, nacimientos, acercamientos y distanciamientos… nuevos trabajos, nuevos emprendimientos tal vez…

Una de las mejores primeras buenas noticias de este año que ya termina, sin dudas, para la mayoría de la gente, cualquiera sea su credo o religión, ha sido la elección de nuestro querido Papa Francisco I y que nos represente en el Vaticano. Un mensajero del cambio, sin dudas, un Ser especial, que se nos presenta como un verdadero agente de cambio positivo para estos tiempos tan turbulentos.

Siempre, cuando llega esta fecha, hay gente ansiosa que dice “no veo las horas de que se termine este año”, que ha sido pésimo, que le fue mal, que solo fueron malas situaciones las vividas.  Viviendo las circunstancias que a muchos les ha tocado vivir en nuestra querida Argentina en los últimos tiempos, desde los saqueos, hasta esta increíble falta de luz en tantos lugares de Buenos Aires, es lógico que este pensamiento sea el predominante.

Sin embargo, si cada uno pudiera hacer un balance objetivo, aún cuando el año haya sido tal vez el “peor de sus vidas” o haya sido pésimo en cuanto a lo económico, la salud, el trabajo, el amor, siempre encontrará que ocurrieron cosas buenas también… solo hay que buscarlas, pensarlas y valorarlas.

Es muy importante que sopesemos siempre esto y lo tengamos en cuenta antes de despedir el año y decir “por fin se fue” como he escuchado en tantas oportunidades reunida en torno a una mesa de fin de año.

Por el contrario: al despedirlo, tendríamos que agradecer todo lo aprendido, porque siempre, siempre, hay una gran enseñanza detrás de todo lo que nos pasa.

Hemos venido a aprender a esta vida, y cada año se nos da esa posibilidad.

Hoy más que nunca, y teniendo en cuenta que ya estamos viviendo dentro de un nuevo mundo, tenemos que tener en cuenta las palabras que decimos, el peso de las mismas y que son ellas las que nos marcarán un rumbo…y este puede ser tanto positivo, como negativo, de acuerdo a lo que hagamos con ellas.

Si lo hacemos bien, si pensamos y sentimos lo que provocaremos antes de decir algo, seguramente lo haremos bien, y podremos así ayudar a crear y crearnos un mundo mejor, un año mejor, que no solo será un año más en nuestras vidas.

Es importante serenarse ante cualquier dificultad que se presente, tomarla con calma, liberarse de preocupaciones innecesarias y centrarse con fe en que el Universo, Dios, los Seres de Luz, todo aquello en lo que creamos, se alineará a nuestro favor si así lo creemos y nos enfocamos en ello.

Es real, hoy más que nunca les digo: Tengan Fe, siempre tengan Fe, no la pierdan, no se dejen vencer por las dificultades diarias, que, créanme, las he tenido y muchas, no hablo desconociendo la problemática que hay en la actualidad, no estoy “afuera del mundo” sino más que nunca, inmersa en él pero con una misión clara: la de mostrar que, aún viviendo en este mundo tridimensional, y tan absurdamente real generalmente, tenemos la posibilidad de abrir nuestra mente y nuestro corazón y crear una realidad paralela y maravillosamente mágica, de la cual poder vivir y gracias a la cual poder sobrevivir a lo que nos golpea a diario. Y gracias a ello también, poder avanzar en el camino, y casi sin darnos cuenta, llegar, evolucionar, crecer en todo sentido, y no solo en el número de años que vivamos o tengamos.

Pero para ello se necesita mucho de la Fe. Sé que entre quienes me siguen y están entre mis contactos, hay mucha gente de Fe. Les hablo a ellos y también y fundamentalmente a quienes no creen, a quienes están desilusionados de todo, a quienes han perdido la esperanza. Por favor, no desistan del camino, no bajen los brazos. La voluntad, es la única fuerza que nos llevará adelante, y ella muchas veces es impulsada por la Fe.

Cuando los Seres de Luz, los Ángeles en quienes tanto creo, notan en nosotros esa Fe, esa esperanza que nos ayuda a mover montañas, pequeñas o grandes según lo que cada uno tenga como aprendizaje, nos ayudan, siempre, no es necesario que los vean, que se presenten ante ustedes en forma física.

Ellos están presentes siempre, y si toman en cuenta lo que les pasa cuando ponen sus vidas en manos de Ellos, verán que pueden seguir teniendo Fe, pues Ellos no los abandonarán, siempre serán incondicionales. Pero para ello es fundamental creer.

Por mi parte, este año, quiero redoblar mi apuesta de Fe, en lo invisible, en la Luz, en creer ante todo, que la Luz triunfará siempre sobre la oscuridad, pues creyendo, lograré crear esa energía que se necesita para atraer lo positivo, no solo a mi vida, sino a la de quienes me rodean.

Los invito a Creer.
Lo mejor para ustedes, que este 2014 que ya está llegando, traiga para todos Bendiciones, Paz, Armonía y mucha Luz.

©Marianela Garcet

logo Marianela Garcet 155327_172105432928293_1806104331_n

Be Sociable, Share!
Share
Esta entrada fue publicada en 2014, espiritualidad y etiquetada por Marianela Garcet. Guarda enlace permanente.

Acerca de Marianela Garcet

Me dedico a las terapias alternativas formalmente desde hace 10 años, estudiando y formándome en la temática espiritual desde el año 1974. Soy Reiki Master Sistema Usui y Karuna-Profesora de Visualización Creativa-Canalizadora de Mensajes de Ángeles y Seres de Luz- Escritora de temas espirituales, de salud natural , autoayuda y superación personal. Consultora y Consejera Metafísica-Creadora del curso Metafísica Nueva Energía®/ Estudio de vidas pasadas sin regresión® y estudio numerológico® También soy Master Teacher in Magnified Healing® pero ya no doy iniciaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *