Falta muy poco para que todo cambie

Marianela Garcet® – http://marianelagarcet.info/falta-muy-poco-para-que-todo-cambie/

Falta muy poco para que todo cambie

Falta muy poco para que todo cambie, para bien o para mal, todo cambiará, y como todo cambio, habrá que “atravesarlo”, así se suele decir en términos espirituales.

Me planteé durante mucho tiempo si escribir sobre temas políticos, me aconsejaron que no lo hiciera, que “no me metiera” en esos temas, que “de política no se habla” porque genera brechas, grietas, peleas, discusiones, encontronazos. Es verdad, creo que sí, que así fue hasta ahora, hasta hace muy poco en realidad.

Mi primera experiencia votando fue  en las elecciones presidenciales de 1983 un domingo 30 de octubre, y fue una ocasión especial pues era el regreso a la democracia luego de vivir bajo  la dictadura desde el año  1976.

En dichas elecciones triunfó el candidato radical Raúl Alfonsín, y todos festejamos, porque sentíamos que tendríamos libertad, que estaríamos muy bien, y que todo marcharía sobre rieles… Éramos, los de mi generación, muy jóvenes y sobre todo, inexpertos en estos temas, pero también los políticos cometieron errores. Por más que fue una democracia, mucho distó de ser una panacea… Luego vino Menem, tuvimos diez años de estabilidad aparente,  nada aumentaba de precio, luego de haber pasado por la hiperinflación, eso parecía una panacea, hasta que nos dimos cuenta de que no era algo bueno, que se había perdido mucho, y que en realidad todo fue ficticio, un blef.

En el medio todos fuimos creciendo, así parece, como sociedad, como grupo humano, y como debe ser, hemos cometido errores.

Luego de Menem y sus diez años de estabilidad, vinieron tiempos caóticos, convulsionados, y todo comenzó a desbarrancarse. En nombre de la democracia se hicieron muchas cosas, y una de ellas, la principal y la más terrible fue la de querer perpetuarse en el poder, la soberbia, el pensar que la verdad la manejaban ellos. Hablo de la era Kirchnerista, obviamente, que comenzó en el año 2003. En ese momento, se presentaban como una fuerza nueva, con muchas ideas, con muchos proyectos, pero luego todo eso se fue deformando, y crearon un monstruo, una fuerza que se les fue de las manos, un Frankestein, metafóricamente hablando. Se perpetuaron, hicieron uso y abuso del poder, pensando que el país era de su propiedad. Así lo fuimos sintiendo ante cada noticia, diariamente, sobre impunidad, corrupción, mal manejo de los fondos públicos y todo lo que hemos vivido desde entonces.

En cada una de las elecciones que tuvimos cada cuatro años durante ese período, yo, como mucha gente, que recién conozco ahora, no creía en ninguno, sentía que nos utilizaban, que de nada valía mi voto, pero votaba, siempre con mis convicciones y dentro de lo que se podía elegir. Sin embargo, no encontraba un lugar de pertenencia dentro de las fuerzas políticas, dentro de los diferentes partidos, no me sentía reflejada en ninguno, y pensaba que, de todos modos, siempre la corrupción y el fraude imperante como moneda corriente harían de mi voto algo inútil.

Sin embargo, cuando comencé a conocer la labor de Mauricio Macri y todo su equipo, a pesar de no vivir actualmente y desde hace 17 años en la ciudad de Buenos Aires, supe de su tarea y los cambios positivos realizados allí. Y como lo he expresado ya en otras oportunidades, seguí su trayectoria, desde aquellas épocas en las que toda ayuda y apoyo le eran negados por parte de la Presidente.

Luego, y gracias a su tenacidad y persistencia , y  a no bajar los brazos, a no rendirse, eso fue cambiando y logró con mucha paciencia, hacer mucho, aunque sus detractores y opositores digan que no hizo nada, o que solo trabajará para los ricos si es elegido. Yo no soy rica, ni mucho menos, y tampoco pude disfrutar de nada de lo que él hizo en buenos aires, porque no resido en la capital, pero a través de comentarios de otras personas que sí viven allí, o de publicaciones en diarios y en internet, ahora que todo está tan globalizado, me enteré y a partir de ese momento supe que quería tener un presidente así  que pueda hacer por el país lo que hizo por la ciudad. De todos modos, desde sus comienzos en la política en el año 2003, tuvo que atravesar un largo camino.

Pero llegó a este año, 2015, y con mucho esfuerzo, yo lo ví, lo seguí paso a paso, Mauricio hizo una campaña honesta, habló con mucha gente, fue a sus casas, habló con todos, se sentó a sus mesas. Con mi marido quisimos invitarlo, pero confieso que aún no creíamos tanto en la fuerza de la gente, como para animarnos a hacerlo, tuvimos miedo, porque en donde vivimos  imperaba el kirchnerismo, y antes el peronismo, que había gobernado toda la vida, siendo casi imposible desterrarlos, como si fuera algo inevitable.

Pensaba que si lo invitábamos a mi casa nos marcarían como diferentes, y nos harían la vida imposible, teníamos miedo como si estuviéramos en una dictadura, porque sabíamos que hubo personas amenazadas por pensar diferente, que no podían opinar diferente porque los alertaban de alguna manera, entonces nos perdimos la posibilidad de recibirlo, tal vez, no sé si entre tantas personas, hubiéramos tenido el privilegio de recibirlo pero sí nos hubiera gustado mucho.

Me arrepentí mucho y a partir de ese momento, al ver los resultados de sus visitas, de su trabajo de hormiga, de lo que habían logrado hacer junto a su gran equipo,  algo dentro mío hizo un click, como cuando uno despierta, y cuando eso sucede, al menos a nivel espiritual, que es el tema que yo manejo con más claridad, no hay vuelta atrás, todo cambia, y para mí cambió la percepción de lo que yo tenía que hacer.

Por eso decidí jugarme, de alguna manera, desde mi lugar, que es mi fuente de trabajo, el lugar donde estoy la mayor parte del tiempo, donde publico, donde me conecto con la gente que me sigue, que pide mis terapias o mis cursos, o mis libros y de pronto, me encontré, sin habérmelo propuesto, muy sutilmente sumergida en una campaña de apoyo a quien mucha gente y yo queremos, gracias a Dios y a todos los Seres de Luz , que sea nuestro presidente, que conduzca nuestro país, que nos represente, porque sí lo elegí y lo elijo.

Mauricio Macri, representa los ideales que tengo, la formación que todos deberían tener, la ética, la transparencia, los valores que quisiera prevalezcan en la gente. Lo digo convencida, no porque alguien me haya machacado ni tratado de convencer, me gusta su compromiso, su integridad, y creo profundamente en todo lo que propone, porque lo hace desde la verdad, desde un lugar de humildad, sabiendo que es falible, pero confiando en su equipo, y habiendo formado un equipo con personas confiables, serias, transparentes.

12204803_714087325391999_594835809_n

Pido diariamente que haya paz y luz en todos los argentinos. Que quienes no vieron realmente con claridad lo que pasa, lo que ha pasado durante todos estos años, quienes se dejan llevar por las mentiras y la difamación de personas inescrupulosas, de gente que quiere perpetuarse en el poder, puedan darse cuenta, puedan razonar y pensar  cual es la verdad realmente. Les pido que crean, que crean en lo que Mauricio dice que hará porque sé que lo hará, o al menos lo intentará con todas sus fuerzas, y yo, con mis convicciones espirituales, sé que lo que se intenta con mucha fuerza y energía positiva, como la que él pone en lo que hace, termina haciéndose realidad.

Creo que es importante la política desde la unión y la ética, desde el querer estar al servicio de una República, de la honestidad, del trabajo genuino, de la función pública realmente, no figurativamente, desde el fondo , y no desde las formas, desde el hacer las cosas bien, mirando hacia el futuro, sin olvidar el pasado, pero mirando hacia el futuro, reuniéndose con países en los cuales las cosas van bien, han crecido y mejorado y no con países en los cuales se persigue a la gente, se los obliga a hacer colas para comprar lo indispensable para vivir, se encarcela a los honestos y se deja libres a los delincuentes, donde se cansa tanto al pueblo que se lo termina oprimiendo, eso no es una vida digna, eso no es de gente buena, eso es de dictadores, que no me vengan a hablar de países socialistas, eso no lo es, eso es populismo y dictadura, por más que se digan “revolucionarios”, ¿a quienes ayudan?¿realmente creen que eso es de avanzada? ¿Realmente creen que habiendo estrechado relaciones con presidentes como Chávez o su sucesor Maduro, con pactos con Irán, o poniendo una base militar China, regalándoles prácticamente el sur de Argentina, hipotecándonos por años, el país creció? ¿Alguien cree que eso es positivo para nuestros hijos y nietos?

Que la gente que sale a hablar y a difamar, piense que país quisiera ver en un futuro.

Porque el futuro de nuestro país  si esto sigue así, o lo que es peor, se “profundiza el modelo” de país que tenemos hasta ahora, sería igual o peor que Venezuela, Cuba, Guatemala, Rusia, Corea del Norte, China, etc.

El modelo de país que tantos argentinos como yo quieren, y por eso ahora tantos como se han involucrado a difundir, y hacer campaña espontáneamente por Mauricio Macri es un país de verdad, un país donde haya educación, crecimiento, trabajo digno, fábricas, industria, campos trabajados y produciendo, exportaciones, cultura, y mucho más, y sabemos todos perfectamente quienes son los que pueden lograr eso.

Sabemos que no será una tarea fácil, y que tendremos que hacer las cosas entre todos, poniendo cada uno su granito de arena, como ahora, pero con  energía positiva, esa que nos devolvió a muchos el equipo de Cambiemos con  el liderazgo de Mauricio.

Solo así podremos lograr que nuestro querido país salga adelante y no se siga hundiendo. Todos los que pensamos igual, que ahora somos muchos, estamos seguros de que así será.

©Marianela Garcet

Copyright: All Rights Reserved

Fingerprint:11fd9101d33d352c6a1348aee0aac4ecd30048f81abd68202327f21c1e293a0e

MCN: CXUXK-A3VP5-HXSXQ

todos juntos podemos


http://www.marianelagarcet.com


http://www.octogonmistic.com.es


http://www.vidaspasadas-mg.com.es

 

BANNER FRANÇAIS

Dans ce secteur, nous offrons de nombreux oracles en français en plus de  l’apprentissage à distance, et des livres sur la santé naturelle, l’auto-assistance et des thérapies alternatives pour le public francophone

images

De nombreux cours en audio, e-book, accessible à étudier à partir de votre maison, bureau ou partout où vous voulez, et dans votre langue, le français!
Ce sont quelques-unes des qui peut être consulté à partir d’ici:

Suivant le lien sur chaque bannière, vous pouvez aller aux pages et aux informations sur les cours intéressants et l’auto-amélioration

 

 

 

 




Post Footer automatically generated by wp-posturl plugin for wordpress.

Be Sociable, Share!
Share

2 pensamientos en “Falta muy poco para que todo cambie

  1. Despues de 12 años mi voto sera para elejir un presidente siempre que vote perdi ahora no M.M el sera mi presidente

    • Hola María, me pasa igual, y esta vez, lo lograremos! Mauricio Macri será nuestro presidente elegido y querido. Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *