Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Menu

Vengo a ofrecer mi corazón

“Vengo a ofrecer mi corazón”, dice la canción seguramente recordada por muchos, de Fito Paez.

Yo también “Vengo a ofrecer mi corazón”, a través de mis libros

Vengo a ofrecer mi corazón

Quién dijo que todo está perdido

Yo vengo a ofrecer mi corazón…

Como un documento inalterable
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Este tema, en estas estrofas,  refleja un poco mi sentimiento de estos días.  Dice tanto con tan pocas y sencillas palabras, algo que muchos sentimos, aquellos que nos brindamos de corazón y en cuerpo y alma a nuestras vidas, trabajos, afectos, y dejamos que la vida nos vaya desgarrando de a poco.

Eso siento con respecto al gran logro  de haber podido publicar poco a poco, los libros que tanto tiempo esperaron para salir a la luz.

Quienes no se dedican a esto, piensan que tal vez , es simple, solo cuestión de escribir y publicar, o por el contrario, algo a lo que nunca llegarán. A ambos les puedo decir: están equivocados.

No es simple, para nada, pues el hecho de poder volcar en un libro, pequeño o grande , los sentimientos, vivencias, creencias, investigación, relatos, o lo que fuera, ya supone un “ponerse a”, hacerlo, querer hacerlo, y eso muchas veces en la lucha cotidiana por sobrevivir, significa un enorme sacrificio, un gran insumo de energía puesta en eso y solo para eso.

Luego, una vez que está escrito,… y antes de que existieran las editoriales virtuales, los libros tenían una larga trayectoria antes de poder ser leídos por un público que no fueran los amigos, familiares o gente allegada al novel escritor. Sin embargo, hoy, gracias a esta fabulosa tecnología contra la que tantos despotrican pero que es de incomparable ayuda para otros como yo, que no tienen otro medio para hacer llegar sus ideas, pensamientos, compartir gustos y trabajar, porqué no? Por el bien de otros….

Es algo maravilloso y no tiene parangón.

Si las editoriales virtuales no existieran, hoy no estaría publicando los libros, que gracias a ellas he podido y logrado publicar, lo cual es solo el principio del camino, ni siquiera he comenzado a caminar, les diría.. por eso, esa canción  que tanto he escuchado en mi juventud… me refleja hoy, pues realmente a través de esos libros, vengo a ofrecerles mi corazón, el fruto de tanto trabajo, y esfuerzo y el querer, humildemente ser leída, sin esperar premios, ni honores, ni fama, solo el tener la posibilidad de que muchos, gente que no conozco siquiera, puedan acceder a estos libros que he logrado escribir y publicar con esfuerzo y dedicación.

Solo eso quería decir hoy: es parte de lo que me había propuesto para este 2012 que, casi sin darnos cuenta se nos está yendo de las manos.

No quería dejarlo pasar, pues para mi este año es muy especial, como para tantos que me consultan, y quería que este año fuera en ese sentido también especial para mí, para poder decir: logré esto, aún cuando, en la soledad del trabajo cotidiano, en la falta de contacto cotidiano con muchas personas, pueda llegar a pasar desapercibido.

Esto para mi, ha sido lo más importante del año. Fueron  y serán los pequeños grandes logros que el 2012 me permitió alcanzar. ¡¡¡¡Gracias!!! Y los aliento a realizar, diariamente hasta el día 21, y por supuesto después también y  con más razón, pequeños pasos para lograr esas metas que puedan parecerles inalcanzables.

©Marianela Garcet

Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
LinkedIn
Instagram
Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *