2023

Hoy, tengo una página en blanco frente a mí, y también un año en blanco… que, en definitiva, son lo mismo: hay que escribir con dedicación, paciencia, amor, pasión, Luz, interés, garra, fuerza, ternura, dulzura, candor, positivismo.

Y cuantos adjetivos más podría emplear para la ardua tarea que tenemos por delante. Sin embargo, siempre es lindo tener una nueva oportunidad, y eso es un nuevo año: la posibilidad, de, aunque solo sea metafóricamente, comenzar de nuevo, renovarnos, limpiarnos de todo lo que no nos hizo bien y retomar aquello que dejamos sin completar, o empezar algo nuevo, lo que sea.

Durante muchos años, llegaba a esta fecha colmada de expectativas, con grandes objetivos y metas a cumplir, que luego, en el fragor de la lucha cotidiana, iban quedando rezagados, muy atrás de lo que realmente podría llegar a alcanzar, no porque no me lo propusiera, sino más bien porque a veces no daba ya el tiempo para lograr ni siquiera empezar con alguno de ellos.

Entonces, la vida me sorprendió con una pequeña pero gran lección: “hay que dejar fluir”, si, tal vez muchos ya lo sabían o lo experimentaron antes que yo, pero en mi caso, fue sorprendente.

Una vez que dejé que las cosas fluyeran, sin apurarlas, sin presionarlas, y sobre todo, sin ninguna expectativa, todo salía mejor de lo que esperaba.

Esto no significó en modo alguno menor trabajo o esfuerzo, pero en cambio, pude sentirme más liviana, menos asfixiada por tantas cosas a cumplir, que siempre terminaban sin cumplirse. Y sucedió la magia: todo aquello que durante tantos años anotaba porque había que hacerlo, en un lugar para cumplir como objetivo y luego al releerlo me castigaba internamente por no haberlo cumplido, fue saliendo solito, sin que lo llamara, sin que lo presionara para aflorar. Increíble.

Por eso, frente a esta página en blanco, lo único que me propuse fue decir algo, lo que sienta, lo que aflore, lo que pueda compartir con quien lea esto, justo en el día de hoy, y en este momento.

Espero que en ese compartir, ambos podamos evolucionar.

Mi deseo es que el 2023 sea como quieras y necesites y sobre todo que te ayude a evolucionar espiritualmente, que a eso es a lo que venimos a este plano.

¡Felicidades!

©Marianela Garcet

Marianela Garcet

Reiki Master Sistemas Usui y Karuna-Escritora de temas de autoayuda y espiritualidad-Defensora de los Animales-Recicladora y Artesana de la vida-

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.